B2B o B2C ¿Afecta esto a tu estrategia de marketing?

Tu negocio es B2B o B2C ¿por qué es importante saberlo?

En el mundo del marketing se utilizan palabras muchas veces complejas para aquellos que no se dedican a esto. Unas de las más habituales y extendidas para definir la tipología de un negocio son B2B y B2C, seguro que las has oído, seguro que alguna empresa se ha referido a ellas cuando ha hablado de la tipología de tu negocio, pero ¿Sabes bien qué son y cómo te afectan?

Vamos primero a explicar qué significa cada una de estas dos palabras.

– B2B significa Business to Business, y ello a su vez significa empresas que ofrecen servicios o productos a otras empresa, no a clientes finales, sino a otras empresas que a su vez son las que ofrecen servicios o productos a clientes finales.

– B2C significa Business to Customer, es decir, que son empresas que trabajan con clientes finales (aunque estos sean empresas), simplemente el trabajo, servicio o producto ofrecido es directamente para su consumo o utilización.

Así que, sabiendo esto:

 

¿Qué diferencias de marketing son importantes para aplicar estrategias exitosas dependiendo de qué tipo de negocio tienes B2B o B2C?

 

# B2B o B2C: El lenguaje

Para los tipos de negocio B2B el lenguaje tiene que ser más específico, más técnico, lo que viene siendo llamado jerga técnica.

En cambio para las empresas de B2C el lenguaje tiene que ser más amplio, menos complejo, sin usar tecnicismos, más simple, buscando solucionar los problemas que los usuarios plantean.

 

# B2B o B2C: Motivación

¿Qué motiva a los dos tipo de cliente al que nos dirigimos? ¿Qué diferencia a la audiencia B2B de la B2C?

La audiencia B2C reacciona ante las emociones, ante la generación de deseo, de propiedad, de estatus, de un precio…

La audiencia B2B reacciona ante discursos lógicos, de hechos, de datos, se trata de un proceso más centrado en resultados demostrables que en uno basado de la emoción.

 

# B2B o B2C: Expectativas

Los negocios B2B buscan que lo que se les provea no sea sólo un producto o servicio, sino un valor añadido, que mejore el servicio que prestan ellos a su vez a los clientes finales.

Los negocios B2C lo que buscan es ofrecer a los clientes finales el producto que necesitan o que están buscando.

Esto afecta a cómo ofrecemos servicios o productos, a cómo gestionamos el relato del producto o servicio, a cómo diseñamos la publicidad del producto o servicio que ofrecemos, a cómo desarrollamos estrategias de captación o venta… La gestión de las expectativas es una de las cuestiones más complicadas, tengas un negocio B2B o B2C.

b2b-b2c-marketing

# B2B o B2C: Marketing

El diseño de la estrategia de marketing de una empresa B2B tiene que estar pensado para ofrecer cuantos más datos técnicos posibles mejor, para que todo quede claro en el producto, para que las especificaciones técnicas generen interés y haya solicitudes y posibles contactos.

Mientras que la estrategia de marketing de un negocio B2C sería, como hablamos antes, acercarnos a la emoción, a las sensaciones, a los deseos de los consumidores, estimularles, ofrecerles lo que están buscando, lo que necesitan.

Ninguna de las dos estrategias son fáciles.

 

# B2B o B2C: El Contenido

Cuando trabajamos con empresas B2B el contenido tiene que ser cuanto más extenso y detallado posible. Recordemos que los usuarios están buscando información, contenido detallado y la única forma de que consuman y si están convencidos de que lo que se les ofrece aporta ese valor añadido.

Cuando trabajamos con empresas B2C lo que se les tiene que ofrecer a los usuarios es distinto, contenidos menos específicos, más generales, un poco más directos, algo más cortos…

 

# B2B o B2C: Fidelización

Una empresa B2B busca que sus consumidores tengan una relación estrecha con la marca, que de alguna manera sean fidelizados.

Mientras que una empresa B2C no busca esa fidelización, busca una respuesta, una compra y una satisfacción, pero no hace falta una fidelización, porque sus productos o servicios muchas veces son de un sólo uso. Lo que no quita para que también pueda ser trabajada la fidelización, aunque no sea un factor tan crítico como en las empresas B2B.

 

# B2B o B2C: Ciclo de Compra

Por norma general los usuarios de las empresas B2B tardan mucho más en tomar decisiones. Tienen que valorarlas, tienen que informarse, su decisión de compra es más calmada, menos impulsiva. Además, puede que la decisión no esté en manos de una única persona, y tenga que atravesar varios mandos.

No así con los usuarios de empresas B2C, que reaccionan ante una necesidad y adquieren sin darle demasiadas vueltas al asunto.

Por tanto el diseño de estrategias de cara al ciclo de compra tienen que variar.

 

# B2B o B2C: Duración

Normalmente el contrato de una compra B2C, sea producto o servicio es algo que no tiene una duración larga, no se prolonga en el tiempo. No con la empresa de la que se ha adquirido. No así con una empresa B2B, en la que el producto o el servicio ofertado se prolonga en el tiempo.

Muchos de los servicios ofrecidos por empresas B2B son recurrentes o periódicos, por tanto, las relaciones suelen durar más, y de ahí la importancia de la fidelización en empresas B2B.

 

Como puedes observar el marketing B2B y B2C se parecen en muchas de las características que hemos mencionado o la forma de enfrentarlas, pero necesitas que la empresa de marketing que vaya a trabajar contigo entienda qué tipo de negocio eres y qué tipo de estrategia aplicar, porque de equivocare estarás perdiendo tiempo y dinero.

Si estás buscando una empresa de marketing que lleva a la tuya a otro nivel en internet, contáctanos aquí, estamos para ayudarte.




Experto en SEO (Posicionamiento Web). Apasionado del Marketing Online. Especialista en Diseño Web optimizado para posicionar en Google de forma honesta, con el objetivo claro de conseguir los mejores clientes para las PyMEs, sin arriesgar en ningún momento su futuro en internet.