Amigos de Google

Hola Google, ¿podemos ser amigos?

No corras riesgos, te conviene ser amigo de Google, amigo de los buscadores.

Muchas empresas de SEO, agencias que dicen que se dedican a posicionar a otras empresas, negocios o autónomos, siguen teniendo una visión equivocada, obsoleta, pero por desgracia bastante extendida de cómo posicionar una página web de un negocio, una empresa, o un particular.

Se creen que el SEO va de “engañar” a Google, de “hacer trampas” de conseguir aparecer en los resultados de las búsquedas de Google “por la vía rápida”.

Y esto nada tiene que ver en realidad con el SEO, el buen SEO, el que piensa en las empresas y va por el buen camino.

Algunas de las empresas que dicen se dedican a posicionar a otras, aseguran resultados a base de apuntar hacia la web que quieren posicionar, decenas, cientos de enlaces desde otras webs, para intentar transferirles autoridad, importancia, tráfico (sea éste del tipo que sea, sin importar la relación, o la calidad del tráfico que refieren).

Tienden a llamar a esto linkbulding, pero en realidad es una burda búsqueda desesperada de conseguir un crecimiento rápido, de tráfico en la web.

¿El problema?

Google suele detectar este tipo de acciones, y con el tiempo suele cambiar el algoritmo y las páginas que han crecido con este tipo de procedimientos dejan de golpe de estar posicionadas y el tráfico cae, a mínimos negativos para la empresa.

 

# Amigos de los buscadores: ¿Qué es el algoritmo de Google?

El algoritmo de Google desde el punto de vista de “amigos de Google”

Como su nombre indica, algoritmo, se trata de una fórmula, una ecuación matemática. Y aunque normalmente lo llamemos “el algoritmo”, los que nos dedicamos al SEO, en realidad se trata de algoritmos, sí, más de uno.

Su función es analizar de forma automatizada todas las webs y decidir en base a unos criterios prefijados qué página merece posicionar mejor en las búsquedas de Google y qué página no lo merece (por diversos motivos, mal estructurada, mal diseñada, de mala calidad, o con trampas, interacciones con el usuario…).

Así pues, como decíamos antes, hay empresas de SEO que consideran que pueden ser más listas que Google, o que pueden “engañar” al algoritmo, así que, en lugar de pensar en intentar engañar a Google (porque siempre que se pretende, se va a fallar, ya que Google es una empresa con muchos más recursos, muchos más profesionales y mucha más capacidad de inversión), igual deberíamos preocuparnos por ser “Amigos de Google”, hacer las cosas bien, y preocuparnos por conseguir que nuestra web funcione, atraiga el tráfico adecuado y de esta manera podamos conseguir más visibilidad y por tanto más clientes.

Amigos-Google-amigos-de-los-buscadores

Así que, ¿qué pasa si Google detecta que hemos hecho “trampas” en nuestra web o que hemos pretendido “coger atajos”?

Como decíamos antes, si Google detecta esto, Google actúa. ¿Cómo? Con lo que normalmente se conoce como penalizaciones. Google marca la página que se ha comportado como no es debido, corta toda vía de tráfico hacia la misma de forma gradual (y según sea el engaño que se le ha tratado de hacer), y por tanto nuestra web cae en las búsquedas, y en último término desaparece del buscador.

¿Y cuál es la solución? Como decíamos antes, ser “Amigos de Google”, pero desde el principio.

 

# ¿Cómo ser Amigos de Google? Os lo contamos:

Ser amigos de Google requiere de conocimientos profundos de SEO on page y de mucha paciencia

Lo primero que tenemos que entender es lo siguiente, Google tiene normas, por tanto, nosotros, como agencias de SEO que queremos posicionar las páginas que administramos, tenemos que cumplir las normas, no pretender saltárnoslas o engañar a Google.

Es la única manera en la que podemos conseguir no ser penalizados por ello, y tener unos resultados estables. Unos resultados que den estabilidad a las empresas que contratan el SEO a una empresa de posicionamiento web. Porque detrás de las empresas hay familias que viven de ello, y no se puede arriesgar el tráfico de SEO, que es el tráfico más rentable que existe para las empresas y que les permite crecer, por intentar engañar a Google.

Aparte de ello, si tenemos un buen diseño web, una buena estructura, cumplimos con las actualizaciones de código necesarias, nuestras imágenes son de calidad y el peso de las mismas no es elevado, no atiborramos a la web con widgets o modificaciones de código específicas, tenemos las etiquetas necesarias (y no más), el texto que tenemos es adecuado, y la experiencia de usuario cuando entra en nuestra web se corresponde con lo que hemos ofrecido y el usuario clicka en Google… Tenemos muchas más posibilidades de que Google considere la web que estamos trabajando como interesante para los usuarios que realizan ciertas búsquedas por palabras concretas.

Pero el SEO es lento, es así, hay que asumirlo. Quien quiera hacer trampas que lo haga con su propio negocio, no con el de los demás.

Es importantísimo que entendamos que se trata de una serie de medidas que harán que si se trabaja de forma continuada, consigamos visibilidad.

Que no es algo que pueda apresurarse, y que no existen atajos.

O que no podemos empezar a utilizar trampas para acelerar el proceso y conseguir resultados antes.

Porque si nosotros como gestores de la página que queremos posicionar, o la empresa, agencia, que nos posiciona la página, juega a este tipo de juegos, es posible que dejemos de ser amigos de Google. Y por tanto desaparezcamos de los resultados en las búsquedas.

 

SEO hecho como amigos de Google: negocio duradero y estable

Apuesta por ser amigo de los buscadores para que tu negocio crezca de forma estable en el tiempo

Por eso, nuestra recomendación, como agencia de SEO que se preocupa por ser “amiga de Google”, es que no hagáis trampas ni confiéis en quien os recomienda el camino más rápido, porque normalmente eso suele tener repercusiones muy negativas para tu empresa.

Estabilidad es la palabra que define las consecuencias de ser amigos de Google. Estabilidad recibiendo contactos interesados en tus productos o servicios que te aportará unos ingresos que incrementarán tu negocio cada mes. Esto es algo de un valor incalculable para un negocio. Que sin tener que preocuparse de hacer otros tipos de publicidad, tenga un flujo constante de contactos cualificados.

Y eso es algo con lo que nadie debería jugar.

Confianza, estabilidad, paciencia: son las palabras más importantes para entender el SEO.




Experto en SEO (Posicionamiento Web). Apasionado del Marketing Online. Especialista en Diseño Web optimizado para posicionar en Google de forma honesta, con el objetivo claro de conseguir los mejores clientes para las PyMEs, sin arriesgar en ningún momento su futuro en internet.